redes sociales

Compartir
Recomendar
   
atencion al cliente, presupuestos e informacion

 
 
ferula-rodilla
 
 

Ferula para rodilla

Pueden utilizarse férulas ortopédicas para mejorar la circulación tanto linfática como venosa, así como también para corregir o evitar deformidades, ya sean por malformaciones genéticas o consecuencias de accidentes.

Las férulas pueden distinguirse según su lugar de aplicación, su estructura o forma o el material del que están fabricadas. Pueden ser rígidas, como en el caso de las de madera, moldeables, como ocurre con las de aluminio, o funcionar a tracción. Las férulas más utilizadas para tratamientos traumatológicos y ortopédicos son las férulas para rodilla. El uso de férulas para rodilla es indicado para inmovilizar la rodilla.

 
 
 
 

Rehabilitaciones luego de procedimientos quirurgicos

Puede ser utilizada en casos de contusiones y meniscopatías, al igual que usarse en la rehabilitación luego de intervenciones quirúrgicas, al igual que en lesiones que requieran la inmovilización total de esta articulación. En muchos casos, la férula para rodilla se utiliza en reemplazo de los yesos en caso de fracturas o esguinces en rodillas, en los cuales el daño no es lo suficientemente profundo como para requerir un tratamiento de inmovilización total, como ocurre en el caso de fracturas expuestas. En estas situaciones, la férula se utiliza de forma definitiva en todo momento, tanto durante el día como a la hora de dormir, pero puede ser retirada para observar el progreso de la sanación, y para modificar el tratamiento en caso de que no esté funcionando como debe. La ventaja principal de la férula para rodilla contra el yeso es el hecho de que la férula es reutilizable.

Mientras que el yeso debe ser cortado y desechado una vez finalizado su uso, las férulas poseen un sistema de velcro que permite que puedan ser retiradas manteniéndose intactas, de forma que pueden guardarse y volver a ser utilizadas posteriormente en caso de que sea necesario. Además de esto, otra gran ventaja ocurre durante el momento de la aplicación, ya que mientras que la férula simplemente debe ser colocada en posición y luego ser asegurada con las cintas adhesivas para que se mantenga en lugar, el yeso debe ser preparado y colocado meticulosamente de forma correcta para que realice su trabajo y ayude a reparar el tejido lesionado. La colocación del yeso, dado que este debe cuajar y endurecerse, es un proceso considerablemente complicado, comparado a la simple colocación de la férula, la cual es fácil y limpia y no requiere ninguna preparación. Relacionado a esto también se destaca el hecho de que, mientras que el yeso suele descascararse con el paso del tiempo, y no puede ser mojado ya que puede deshacerse o pudrirse, las férulas son totalmente limpias y no son afectadas por el paso del tiempo o la exposición al agua.

 

 

 
 

Ferulas de emergencia para rodillas

Una férula es un elemento medico utilizado principalmente por una prescripción del médico, pero a pesar de esto, es un dispositivo que puede ser improvisado en el hogar en casos de emergencia. Si bien en ciertos casos la aplicación de una férula directamente después de que ocurre el accidente puede no ser suficiente, la mayoría de las veces la inmovilización de cualquier zona o articulación cuando esta se daña disminuye posteriormente el tiempo que tomara la recuperación, y aumenta la posibilidad de una rehabilitación total.

Además de ser prescripta por un medico clínico o traumatológico en casos de accidentes o golpes, las férulas para rodillas pueden ser compradas en farmacias e incluso en ciertas casas de deporte y mantenerse en el hogar en caso de emergencias. Poseer férulas en el hogar, si bien puede parecer una medida exagerada e innecesaria, puede ser extremadamente útil en caso de una emergencia. La aplicación de la misma directamente después de que ocurra el daño de tejido muscular u óseo puede evitar la necesidad de una intervención quirúrgica posteriormente. Además, en caso de cualquier trauma o golpe en la rodilla, la utilización de una férula ayuda a disminuir el dolor y acelerar el proceso de curación.