redes sociales

Compartir
Recomendar
   
atencion al cliente, presupuestos e informacion

 
 
ortopedia-juanete
 
 

Ortopedia de juanetes

Que pensamos cuando decimos juanete? Que es un pie realmente desagradable, deformado y en donde se nota que se marca el zapato. Por eso definimos al juanete como un agrandamiento de la articulación de la base del dedo gordo del pie, que se produce cundo se desplaza el hueso de la articulación del dedo gordo.

El dedo gordo es forzado a doblarse hacia los otros y crea un bulto en el hueso que es doloroso además de ser una deformación. Esta articulación del dedo soporta mucho peso al caminar y los juanetes duelen si no se tratan. Si sufres de este problema, ¡en este articulo encontrarás información útil que puede ayudarte!.

 
 
 
 

¿Como aparecen los juantes?

La propia articulación y su deformación hace hasta difícil hacer calzar los zapatos en donde se desarrolla el juanete y vemos que en la base del dedo gordo se empieza a deformar, hay además un enrojecimiento, hinchazón, picazón cerca de la articulación, y el dedo gordo comienza a tener limitaciones en sus movimientos. Los juanetes se forman cuando hay una lucha entre los tendones y las articulaciones que hace que comience a deformarse, surgen con años de presión que son anormales a la articulación, pueden ser causados por la forma de caminar, el tipo de zapatos que usemos o tal vez por herencia. De todas formas lo que se hereda es le tipo de pie, también existe otra deformidad que es el dedo martillo. Un juanete también puede ser el resultado de deformidades congénitas así como problemas neuromusculares, las personas con pie plano o arcos bajos son propensas a desarrollar juanetes. Hay personas que padecen artritis y artrosis que tienen problemas de juanetes también.

Para ayudar a su no formación es importante que el calzado sea amplio y no apriete los dedos unos con otros. La ortopedia del juanete se dedica a corregir esta malformación, ayudara el uso de protectores, que se colocaran alrededor del bulto del hueso, así como llevar calzado ancho en la puntera, utilizar antiinflamatorios, los cuidados serian no usar zapatos altos y pensar en una intervención si el dolor es muy agudo. Para evitar la cirugía del juanete lo primero que se tendrá que hacer es concurrir al médico ortopedista, y este nos dará las indicaciones correspondientes, un tratamiento a tiempo tal vez nos salve de una intervención. También se evaluará la gravedad del juanete sin tratamiento crece y eso hay que tenerlo bien en claro. La primera opción ortopédica es vendarlo, los pasos siguientes serán tomar una medicación antiinflamatoria a base de corticoides que calmará el dolor, tal vez será necesaria alguna infiltración. La terapia con ultrasonido puede ser una excelente terapia así como el uso de plantillas para los zapatos que no rocen con el hueso.

 

 

 
 

Tratamientos para los juanetes

El último paso será la intervención quirúrgica, la cirugía elimina el agrandamiento del hueso aliviando el dolor y vuelve a colocar a la articulación es su estado normal. En las operaciones más simples se elimina el bulto del hueso mediante un corte, en otros casos además de la cirugía sobre el hueso también se tocara las articulaciones. Luego de este tipo de intervención el dolor puede persistir por algún tiempo y se controlará con medicamentos y analgésicos, la recuperación también es lenta. De todas formas las operaciones de juanetes no se realizan solo por fines estéticos. Hay muchas técnicas que sirven para dar soluciones quirúrgicas a los juanetes, la cirugía es limar o cortar ese hueso que sobresale y es tan molesto, no solo por el dolor sino porque estéticamente es desagradable. El tipo de intervención dependerá de la presencia de artrosis en la articulación, los síntomas, el tamaño de la deformidad y la edad del paciente. Una cirugía de juanetes no es recomendable para una adolescente que está en plena etapa de desarrollo a no ser que el dolor sea insoportable, si se procede a realizar una intervención volverán a salir.

En una persona mayor el juanete puede ser degenerativo, en cambio en los niños son de origen congénito, y si se va a trabajar sobre el hueso que está en crecimiento el efecto sería el contrario a lo deseado. En el proceso de recuperación se necesita no apoyar el pie, en lo posible guardar reposo, también ha surgido una técnica nueva en la operación que es el cirugía percutánea, en donde le procedimiento radica en hacer 3 incisiones sobre el pie, la diferencia es que se utiliza un laser, y además no tiene límites de edad. Este procedimiento es poco doloroso, requiere de separadores para los dedos y un zapato especial en el proceso de recuperación y no necesita anestesia general. Los procedimientos hasta ahora están dando buenos resultados, la incisión se hace debajo del talón por eso casi no hay molestias, esta cirugía se llama percutánea.