redes sociales

Compartir
Recomendar
   
atencion al cliente, presupuestos e informacion

 
 
ortopedia-maxilar
 
 

Ortopedia maxilar

La Ortopedia Maxilar es la rama de la Odontología que se ocupa de corregir los trastornos dento maxilo faciales adaptando mejor las funciones de los maxilares y su estética. Hay diferencias que nos confunden con respecto al significado de la palabra ortodoncia y la ortopedia maxilofacial.

La ortopedia maxilofacial o maxilar corrige las funciones para restablecer las formas, se fundamenta en la biología, ya que utiliza la fuerza para que se reproduzcan reflejos neuromusculares sobre los dientes, utiliza aparatos removibles que actúan sobre los dientes, labios, encías, paladar, piso de la boca, modificando las funciones de respiración, deglutación, masticación, que son más importantes que la función que la estética.

 
 
 
 

Para niños y adultos

La ortodoncia se dedicaría a la reparación con fines estéticos, utiliza aparatos fijos produciendo estímulos mecánicos para desplazar los dientes. Cuando se inicia un tratamiento de ortopedia maxilar se recomienda comenzar a curarse las caries y realizarse una limpieza dental, a partir de ahí, se verá qué clase de tratamiento se iniciara para corregir los problemas ocasionados por las mandíbulas, pero para que un tratamiento sea eficaz debe también incluirse un cambio de hábitos que van desde la higiene, hasta el cuidado de los aparatos, hay que aprender a lavarse los dientes, pasarse el hilo dental, usar enjuague bucal y revisar el cepillo cada vez que sea necesario, y cambiarlo. La ortopedia maxilar, es una rama de la odontología que va a corregir una malformación desde la niñez en adelante y en especial en la etapa de crecimiento incluyendo todos los problemas maxilofaciales que sean por malformaciones de nacimiento, como labio y paladar leporino así como las asimetrías faciales. Hay muchos aparatos que pueden ser colocados en la boca del niño pero lo más importante es que siga el tratamiento que le indico el ortodontista de forma rigurosa.

Cuando se inicia un tratamiento no hay que abandonarlo y además atendiéndose desde pequeño se evitaran tratamientos más traumáticos y más caros. La Ortopedia facial forma parte de la medicina y como toda ciencia tratara la génesis la profilaxis y el tratamiento de los defectos congénitos y adquiridos que produzcan problemas en las funciones de la masticación, el habla, y por último la formación de los dientes y su posicionamiento. Algunas veces solo vemos la parte estética del problema pero va mucho mas allá, ya que el profesional que nos atienda evaluara otras cuestiones que son también de gran importancia. Por ejemplo si tenemos en cuenta un niño que nace con labio leporino, (que es un defecto congénito de las estructuras) el ortopedista trabajara en conjunto con un equipo especializado para realizar la corrección. Esta malformación genética se repetirá por lo general en una familia, y se estudiara sus antecedentes.

 

 

 
 

Malformaciones y lesiones

También se puede dar en alguna persona que no tenga antecedentes familiares y se concluirá que hubieron otros factores q influyeron es esa malformación. Esos factores pueden ser ambientales externos a la genética, alguna droga que haya consumido la madre así como productos químicos, plomo y déficit en alimentación durante la gestación. La boca se forma durante los 3 primeros meses de embarazo, el paladar superior y el labio superior se unen, cuando la unión no se completa es que surge el labio leporino o el paladar hendido o puede darse las dos cosas simultaneas. Es una malformación que se ve al instante del nacimiento. La intervención para la corrección se hace de manera rápida y antes de los 3 meses de edad, y se tomara en cuanta la salud y vitalidad del niño antes de realizar la operación. Cuando el niño tiene más edad vendrán las cirugías estéticas de corrección, para corregir nariz, labio, encías y paladar. Un bebe con labio leporino puede tener serios problemas para alimentarse pero por suerte se han inventado sistemas con aparatos especiales que permiten al bebe tomar el biberón.

Los bebes con estos problemas ingieren mucho aire por lo tanto tienen con frecuencia muchos gases, son bebes difíciles de cuidar. Tienen serios problemas de alimentación y también padecen de infecciones de oídos, que pueden llegar a ser crónicas. En cuanto al habla y lenguaje tienen muy mala pronunciación por la abertura en el paladar pero con una terapia de fonoaudiología puede llegar a tener un buen resultado. Estos niños deben tener un tratamiento odontológico lo más pronto posible para asegurar que la mandíbula se desarrolle de forma normal y del tamaño correcto, y que sus dientes se ubiquen en su lugar, con la ayuda de la ortopedia maxilar y el uso de aparatos correctores. Se les dará una buena contención psicológica con grupos de apoyo. Con el proceso de intervenciones quirúrgicas, sumado a los cuidados especiales, mas el trabajo de fonoaudiología y contención psicología el resultado final tiene buen pronostico como cualquier niño normal. Todo este proceso dura más o menos 4 años pero bien vale la pena ya que se obtienen muy buenos resultados.